La energía solar no es una energía alternativa: es la energía.
Hermann Scheer

Mostrar feed RSS

BioEfusion

CUANDO NECESITO INSTALAR UN DEPOSITO DE INERCIA

Calificar esta entrada
por - 12/06/2016 a las 23:25 (658 Visitas)
¿Cuándo es necesario un depósito de inercia en biomasa?

Si tuviéramos que responden con un SI o un NO, la respuesta rápida seria en pellet NO y en leña SI.
Pero resumir todo a esto sería muy simplista, y como no hay una norma u obligatoriedad que nos diga cuando debemos o no colocar una inercia, creemos conveniente dar más información para que cada uno determine si es necesario en su caso.
Comenzaremos por decir para qué sirve el depósito de inercia en biomasa. La razón principal es que nuestra caldera funcione de manera correcta el máximo tiempo posible, pero deberíamos diferenciar los dos combustibles, LEÑA de PELLET.
En Leña nos encontramos con calderas con una potencia relativamente alta, por norma los instaladores y los usuarios instalan calderas de gran potencia porque tienen mayores hogares de combustión, por lo que la leña entra mejor y más leña, porque se trata de evitar tener que rellenar cada hora. Por lo tanto introducimos en la caldera la potencia necesaria para calentar nuestra vivienda durante casi todo el día, encendemos y la caldera comienza con todos los tiros abiertos, la entrada de aire a tope, la caldera combustiona de manera adecuada, pero en unos pocos minutos, la caldera comienza a subir la temperatura rápidamente, y dependiendo de la temperatura tarada por nosotros, las entradas de aire comienzan a cerrarse hasta cerrarse casi del todo para tratar de mantener la caldera a unos niveles de temperatura adecuados.
Por lo tanto, la combustión dentro de la caldera comienza a ser pobre en oxígeno, y de seguro condensara, produciendo la tan temida creosota o alquitrán. Este alquitrán es algo que evitar en todo lo posible, ya que ensucia en demasía la caldera y chimenea y hace que rinda peor, inclusive en ocasiones puede hacer que nuestra caldera no funcione bien ya que obstruye orificios de entrada de aire. Nuestra casa sube rápidamente de temperatura, y podemos tener hasta los 25 º C, pero esto dura lo que dura la carga y sino estamos en casa para volver a recargar, es posible que, por la tarde, la carga se haya gastado y nuestra vivienda comience a perder temperatura rápidamente, ya que, a mayor temperatura dentro de nuestra vivienda, mayores son las pérdidas de calor. Por lo que estamos tirando dinero.
Con el depósito de inercia conseguimos que la caldera funcione en un rango de combustión ideal, ya que no subirá a temperaturas tan elevadas, y estamos acumulando la energía para cuando de verdad la necesitamos en nuestra vivienda, de tal modo que es posible que cuando encendamos la caldera no caliente nuestra vivienda, pero luego lo haga de manera controlada, controlando la temperatura ambiente dentro de un confort que hayamos preestablecido.
Este es el principal motivo de colocar el depósito de inercia en leña, pero ¿Es lo mismo en pellet?
Rotundamente NO, en pellet tenemos un control sobre el combustible que introducimos en la caldera, pero tenemos una limitación entre la potencia máxima y mínima.
Por lo tanto, si nuestra vivienda necesita en el peor de los casos 10 kW, de aportación calorífica, no tendría mucho sentido colocar una caldera de 30 kW o incluso de menos. Entonces algunos fabricantes como no disponen de calderas ajustadas en potencia y mucho menos de electrónicas que modulen de verdad, aconsejan colocar su caldera con depósito de inercia.
El mayor problema en los usuarios es el estar acostumbrados a calderas de gasoil y gas, donde el sobredimensionado de las calderas no tiene mayor importancia, incluso donde tener mayores potencias parece ser mejor que tener calderas muy justitas. Pero en biomasa esto no funciona de esta manera. Vamos a tratar de explicarlo.
Nuestra vivienda hemos comentado que necesita en el peor de los casos 10 kW, esto significa que cuando tenemos - 5 ºC o menos temperatura nuestra casa necesita estos 10 kW, pero esto solo es unos días, inclusive durante esos días, las temperaturas diurnas y nocturnas son muy dispares, por lo que nuestra casa puede pasar de necesitar 10 kW, a 3 kW, el mismo día.
Ya no vamos a entrar en esos días casi de primavera donde aún se necesita tener la calefacción, y os puedo asegurar que son muchos días, diría meses donde necesitamos poca aportación calórica en nuestras viviendas, por lo que quizá con 3 kW, serían suficientes.
Si compramos una caldera de 30 kW, en la potencia mínima esa caldera aportara 10 kW, por lo tanto, tenemos una caldera que aun cuando necesitemos el máximo de KW en nuestra vivienda va a estar ON/OFF todo el tiempo. Como solución se aporta el depósito de inercia.
Lo ideal es instalar una caldera modulante en la que podamos ajustar la potencia máxima, pero sobre todo la potencia mínima, de tal modo que, aun necesitando 3 kW a la hora en vivienda, nuestra caldera sea capaz de mantener esa potencia mínima sin que se apague por temperatura de agua.
Esto en la práctica es más complicado de lo que parece, la gran mayoría de fabricantes se sienten incomodos en potencias tan bajas, por lo que podría ocasionar combustiones sin mucho aporte de oxígeno y por lo tanto podría condensar en el interior, provocando otros problemas.
Llegados a este punto casi queda claro que debemos de comprar una caldera que se ajuste al máximo a nuestra instalación, y que sea modulante. Nada de comprar en biomasa calderas sobredimensionadas, pues al hacerlo deberíamos de instalar SI o SI un depósito de inercia.
Quizá quedaría por comentar como modulan las calderas de biomasa, que tipos de regulaciones tienen, cuales son mejores, pero quizá en otro blog lo tratamos.
Etiquetas: Ninguna Agregar / Editar etiquetas
Categorías
Sin categoría

Comentarios

Trackbacks

Total de trackbacks 0
URL del trackback:

Copyright, 2002-2017 Solarweb.net



1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46