Existen en el mercado depósitos de ACS termodinámica con resistencias eléctricas integradas. Estas resisténcias se accionan manualmente cuando el equipo deja de funcionar a causa de las bajas temperaturas y con cierta regularidad para prevenir el desarrollo de legionella.